El imbatible Apple Watch

Si en algo ha dado Apple lecciones de innovación es en su reloj emblemático. Probamos el Watch Series 6 y estas son nuestras impresiones.

Por Álvaro Montes

Se ha dicho hasta la saciedad que Apple es una compañía, sobre todo, innovadora. El reloj – artilugio milenario – es otra cosa desde que esta empresa debutó en el año 2015 con su primer dispositivo para llevar en la muñeca, el cual revolucionó el segmento de los wearables y puso a temblar a la tradicional industria de la relojería.

Mantienen todas las funcionalidades deportivas y fitness, información del gasto de energía en actividades físicas, y la función respirar.

Con los relojes de Apple ocurre algo casi inevitable: quien utiliza uno, probablemente no volverá a ponerse uno de esos relojes tradicionales, que solamente ofrecen la hora y algo más. El punto fuerte de la relojería suiza, por ejemplo, sigue siendo el lado fashion, el estilo que brinda un artilugio de gama alta, muy costoso. Apple prefirió enfocarse en un punto en el que la relojería mecánica no puede participar: salud y bienestar, que es para lo que debería utilizarse la tecnología principalmente.

La más reciente generación, bautizada como “Series 6” trae novedades suficientes para asegurar el liderazgo en relojes inteligentes. Basta decir que informa al usuario del nivel de oxígeno en la sangre y, desde ahora en Colombia, puede realizar electrocardiogramas, tras conseguir las respectivas validaciones de la autoridad de salud del país.

Convertir los electrocardiogramas en cuestión de autoexamen, que puede hacerlo uno mismo en un par de minutos y ya, es realmente disruptivo. La función ECG en realidad fue introducida un año atrás, pero tarda en desplegarse mundialmente mientras se obtienen los permisos país por país. El reloj realiza pruebas de gran precisión para monitorear el ritmo cardiaco y detectar fibrilación auricular, un tipo de arritmia delicada y que todos queremos evitar. Desde luego, es lo primero que uno prueba cuando se pone el Series 6, y por fortuna, el resultado en mi caso fue un ritmo sinusal normal. El sensor eléctrico de frecuencia cardiaca incorporado en el reloj se encarga de la tarea, aprovechando la reflexión de la luz en la sangre. El reloj emite luces LED con fotodiodos – a una tasa de cientos de emisiones intermitentes por segundo – para estudiar la cantidad de sangre que fluye y calcular los latidos del corazón. También hay electrodos en la corona digital del reloj y en la parte dorsal, que en conjunto son utilizados por la app ECG. Es por eso que, para realizar el electrocardiograma, es necesario poner el dedo índice en la Digital Crown, de tal modo que se crea una especie de “circuito cerrado entre el corazón y los brazos, para captar la actividad eléctrica en el tórax.

El Apple Watch Series 6 trae novedades suficientes para asegurar el liderazgo en relojes inteligentes.La saturación de oxígeno en la sangre es un indicador de salud bien importante. La app Oxígeno cumple la tarea de informar este nivel cada que el usuario lo pida. Si el nivel de oxígeno es inferior al 95 por ciento, o si el electrocardiograma avisa de fibrilación, hay que acudir a un hospital, din dudarlo. Se puede confiar en las informaciones del Apple Watch, que han sido sometidas numerosas veces a contrastes con pruebas con equipos clínicos, y en todos los casos los resultados fueron similares.

Está disponible en Colombia la función de electrocardiogramas, que pone a este dispositivo a la cabeza en cuidado de la salud.

Para completar el perfil de dispositivo imbatible en el cuidado de la salud y la calidad de vida, Apple incorporó este año el control del sueño. La app ayuda a crear rutinas para ir a la cama de manera regular, monitorear la calidad del sueño y ayudar a mejorar el descaso nocturno. De tiempo atrás existen apps externas que hacen esto, pero ahora es nativa del sistema operativo del reloj.

Por supuesto, se mantienen todas las funcionalidades deportivas y fitness, información del gasto de energía en actividades físicas, y la función respirar, una bonita técnica de relajación utilizada en el ambiente del Mindfulness. En estos días, en los que vivimos con el corazón saltando de susto todo el tiempo, resulta de lo más relajante.

Vinieron otras novedades, como un par de nuevos colores – azul y rojo – una correa de una sola pieza (sin hebilla) y otros detalles menores. No hay cambios estéticos, pero no son necesarios, en realidad. Viene en dos tamaños, de 40 o 44 milímetros, en aluminio, acero o titanio.

Pero tiene un mejor procesador, el chip A13 Bionic (mismo del del iPhone 11), y mayor eficiencia energética, así que interactuar con el reloj es, claramente, más fluido; la pantalla brilla más (2,5 veces más que el modelo anterior) y el contenido se visualiza perfectamente bajo casi cualquier condición de luz, incluso al medio día bajo un sol intenso; y los sensores de salud, el altímetro y las funcionalidades de comunicación son más eficientes.

El operador móvil Claro ofrece un modelo con conectividad celular. Quienes lo utilizan deben ser usuarios de Claro en el servicio móvil, y la ventaja es que pueden salir – por ejemplo, a practicar deportes al aire libre – sin llevar el smartphone. El teléfono recibirá las llamadas, al más puro estilo “Dick Tracy”. El precio de este modelo es $2.488.960, en las tiendas del operador. El modelo sin celular, es decir, sin la eSIM, solo con GPS, se consigue desde 1.369.900 en las tiendas de tecnología.

 

 

«

¿Qué piensas?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *